Efectos de los porros

¿Qué efectos producen los porros?

Los efectos que producen los porros dependen mucho de cada persona. Tampoco es lo mismo si hablamos de los efectos a largo plazo del consumo de cannabis. Una cosa son los efectos de los porros en el momento de consumirlos y otra cosa totalmente diferente son los efectos que pueda tener a largo plazo sobre la salud.

Cuando nos referimos a los efectos de los porros queremos hablar de las sensaciones que se producen en el momento de fumarse un canuto.

Artículo relacionado

Que es mejor ¿El alcohol o la marihuana?

Como hemos dicho al principio, los efectos de fumar un porro pueden variar dependiendo de cada persona. Ademas de eso, la variedad de marihuana o hachís que fumes también puede tener diferentes colocones para la misma persona. No es lo mismo fumar hachís que fumar marihuana, y tampoco es lo mismo la marihuana índica que la sativa. En este articulo puedes informarte más sobre las diferencias entre marihuana índica y sativa.

Los porros no producen los mismos efectos a todo el mundo

Nombrar los efectos concretos que vas a experimentar cuando te fumes un porro es casi imposible por todo lo que hemos dicho. Hay personas que fuman 20 porros y apenas les afectan debido a su gran tolerancia. Otros, sin embargo con un par de caladas acaban tan mareados que les acaba dando el clásico “amarillo”.

Aun así, hay ciertas sensaciones que son muy comunes y para las que debes estar preparado si vas a fumar un porro. No necesariamente las experimentarás todas, o puede que tengas algunos efectos que no están en la lista. Vamos a verla

  • Relajación excesiva: Especialmente con las variedades indicas notarás como tu cuerpo y tu mente se relajan. Quizás demasiado como para llevar a cabo tareas que requieran concentración. Esta relajación que producen los porros también se traduce en muchas ocasiones en lo que se conoce como “estar apalancado”. A largo plazo puede producir el síndrome amotivacional, que se caracteriza por la falta de ganas e ilusión por hacer cosas.
  • Aumento de la actividad cerebral: Esto es mas típico de la marihuana sativa. Los efectos que producen pueden hacer que tu cerebro sea una fuente inagotable de ideas (muchas de ellas absurdas xD). Puede estar bien para tareas creativas como dibujar o componer música. También se agudizan los sentidos en ocasiones y se perciben los colores y los sonidos con una mayor claridad.
  • Risa floja: El clásico efecto de fumar porros, además de los ojos rojos es la risa tonta. No le sucede a todo el mundo, ya que hay personas que tienden más a estados de apalancamiento. También influye la variedad que estés fumando y del humor que tengas ese día. Con un buen porro puedes pasarte horas y horas riéndote de la cosa más insignificante.
  • Falta de concentración: Este es un efecto muy habitual de fumar porros. Mientras dura el colocón es complicado concentrarse para hacer determinadas tareas. Ya no hablemos de lo fácil que es despistarse y dejarse las llaves en el coche de tu colega y cosas así. Cuando el colocón es muy fuerte puede ser que ni te enteres de lo que te están contando.
  • Mucha hambre: Generalmente, fumar porros da mucha hambre. Es lo que se conoce como los “munchies” y se caracterizan por un gran apetito de cosas dulces. El consumo de marihuana hace que nuestro cuerpo demande más glucosa y por eso suele dar hambre fumar porros. Además de hambre también nos puede dar sed. Eso lo comentamos ahora.
  • Boca seca: Fumar porros puede producir una sequedad de boca brutal. Normalmente, la boca se suele secar cuando te agarras un buen fumadón. En ocasiones puede ser tan extremo que bebas y al medio minuto vuelvas a tener la boca totalmente seca. Por eso es recomendable llevar siempre una botella de agua o un refresco azucarado. Así matas dos pájaros de un tiro.
  • Mareos y bajones de azúcar: Cuando la yerba es muy fuerte o si la persona no está acostumbrada se corre el riesgo de que le de un bajón. De momento nadie ha muerto por esto ni nada parecido. El bajón se da cuando se fuma en exceso, más de lo que se está acostumbrado. También puede pasar si tienes el estómago vacío. Lo importante en estos casos es no asustarse. Tumbarse en el sofá, relajarse y comer y beber frecuentemente.
  • Rechazo social: ¿Por qué no mencionar esto también? En realidad es otro efecto de fumar porros, o más bien, otra consecuencia. Todos sabemos y no podemos negar, que los efectos de otras drogas legales como el tabaco o el alcohol es mucho más perjudicial que la marihuana, sin embargo a los que fuman porros se los ve como Yonkis.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Únete a la Guarida

Recibe tu Guiá de inicio al cultivo en PDF por regístrarte en La Guarida del Fumeta

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest